Quantcast

Falso embarazo o Pseudociesis en tu mascota

Es común que tengamos millones de preguntas acerca de nuestras perras: ¿tienen períodos menstruales?  ¿Cuánto tiempo duran? ¿Con qué frecuencia?


De hecho, el ciclo menstrual es un fenómeno de primates, las perras no tienen períodos menstruales. Tienen un ciclo estral, que incluye un “período de falso embarazo”. Este “falso embarazo, o pseudociesis “, puede salirse de control, con una duración de semanas, con producción de leche e incluso, siendo “madres” de juguetes de peluche o almohadas.

Entonces, ¿qué se debe hacer cuando esto sucede?

Antes de hablar sobre el tratamiento, vamos a explicar el ciclo natural del estro de la perra. La hembra presenta estro aproximadamente cada 6 u 8 meses, aunque este período se hace más irregular con la edad y es un tanto irregular cuando comienzan los primeros ciclos. La excepción a la regla son las razas africanas (Basenji, Rhodesian Ridgeback, etc) que ciclan una vez al año. Cuando las perras se hacen mayores (por ejemplo, de 7 años de edad o más) no dejan de ciclar, no presentan nada similar a la menopausia.

La primera fase del ciclo se llama proestro y se caracteriza por una hinchazón de la vulva, flujo vaginal con sangre, y la atracción de los machos. Ella coquetea con los machos, pero no les permitirá montarla. El flujo vaginal con sangre es lo que parece confundirnos y darnos la idea errónea de que la perra está menstruando. De hecho, la sangre viene directamente de las paredes de la vagina en lugar de un  desprendimiento del revestimiento uterino como ocurre en la menstruación.

La segunda fase del ciclo se llama estro o celo, que se caracteriza por el cambio en las características de la secreción vaginal de color sangre a color pajizo. En este momento la hembra comienza a permitir que el macho la monte. Es clásico que en el cambio de proestro al estro ocurra la ovulación y la hembra sea más fértil.

Después de que la descarga desaparece, el período de diestro comienza. La hembra está “hormonalmente embarazada”, independientemente de si está o no realmente. Durante este tiempo la progesterona es producida por una estructura en el ovario llamado cuerpo lúteo. Esta estructura es producida a partir de que se lleva a cabo la ovulación, es decir, cuando los óvulos (huevos) son liberados. En caso de que la perra esté embarazada, otras hormonas finalmente se harán cargo de mantener el cuerpo lúteo durante los 63 días de gestación. En caso de NO estar embarazada, el cuerpo lúteo, simplemente se reabsorbe antes de que ella vuelva a entrar en el período de inactividad hormonal en el que pasa la mayor parte del tiempo. Cuando la falsa gestación se presenta, el cuerpo lúteo se desgasta lentamente (más de 70 días). Recuerda que durante este tiempo el  cuerpo básicamente “piensa” que está embarazada. Todas las hormonas están presentes, sólo los cachorros NO.

Cuando el falso embarazo se presenta, la perra puede mostrar los siguientes signos:

–       Anidación

–       Actuar como “madre” de objetos inanimados

–       Presentar un período de lactancia (dar leche)

–       Distensión abdominal

–       Incluso puede presentar trabajo de parto.

*Algunas perras son muy sensibles a las fluctuaciones hormonales de su ciclo. El diagnóstico se realiza por la historia y el examen físico y no por análisis de sangre. La clave es encontrar los síntomas del embarazo en una perra que no está embarazada. Los síntomas generalmente se hacen evidentes 6 a 12 semanas después del estro.

TRATAMIENTO

Si los síntomas son leves, el tratamiento es innecesario, ya que la condición se resuelve en 3 semanas. Puede ayudar, poner compresas calientes en las mamas o envolverlos para evitar las fugas de leche en la casa. Es importante recordar que cualquier contacto del tejido mamario es lo que estimula la producción de leche, por lo que es importante reducir al mínimo la estimulación táctil. Si la perra se la pasa lamiéndose, es posible que necesite un collar isabelino para reducir al mínimo la estimulación.

Si los síntomas son más agresivo lo más probable es que sea necesario, la utilización de un diurético. La idea es que la deshidratación leve pondrá fin a la lactancia. Alguna gente puede tratar de privación de agua, pero esto es potencialmente peligroso y no debe intentarse.

Si el medicamento anterior no funciona, los medicamentos hormonales se pueden utilizar.  Las hormonas que inhiben la prolactina (la hormona de la producción de leche) son actualmente la mejor opción cuando los medicamentos son necesarios.

Lo mejor es acudir inmediatamente con tu médico veterinario de cabecera, seguro te dará el mejor tratamiento para tu perra.

nuugi.com

¡AMO A LOS PERROS!:: Todos los derechos reservados 2020 info@nuugi.com :: POLÍTICAS de PRIVACIDAD

¡I LOVE DOGS!:: All rights reserved 2020 info@nuugi.com :: Privacy Policy