Quantcast

¿Regañar o no regañar a tu perro?

¿Sabes cómo regañar a tu perro? Muchísimos hemos llegado a casa cansados con todas las ganas de ver a nuestros peludos, cuando de repente: ¡¡Sorpresaaa!! Se comió tu sillón favorito, se hizo pipí en tu alfombra favorita, o se comió tus plantas y regó tierra por toda la casa… (incluso en las cortinas).

Primera Reacción: Gritarle como loc@ por su nombre, llamarlo con desesperación:- “Firulaís” ¿Dónde estás?, ¿Qué es eso?, ¿Porqué lo hiciste? Noooo –  “Firulaís”. Te observa escondido sin entender nada pero siente la energía de que estás enojad@.

Peeerooo, ¡se nos olvida algo!

La memoria de los perros dura aproximadamente 1 segundo por lo que si no agarras en el acto, no entiende el porqué de tu enojo y mucho menos porqué gritas como loc@.

De nada sirven los regaños si no son en el acto, lo único que puede pasar es que le creemos una confusión y ansiedad por separación cada vez que nos vayamos.

No es que no los reprendamos cuando hacen algo mal. Se debe hacer, siempre y cuando sea en el momento de la falta.

Por Ejemplo: Si un perro escucha el comando: “SIT” y se sienta. Lo asocia en el momento con comida, cariños o premios. Entonces posteriormente se sentará y sabrá que viene la recompensa; correlación positiva.

Al contrario, si un perro rasca en la maceta o se come una planta y en ese momento lo reprimimos con un “NO”, fuerte y rotundo, y sustituimos por un juguete o lo que sí le está permitido morder, hará un correlación negativa de que te enojas y lo ignoras cada vez que se come la planta o rasca la maceta.

Recuerda que la regla de oro es “LA PACIENCIA” y “CONSTANCIA”, estos factores harán todo sea más fácil y ayudarán a que logremos tener un compañero de vida funcional y feliz.

Perro-regañado

www.nuugi.com

¡AMO A LOS PERROS!:: Todos los derechos reservados 2020 info@nuugi.com :: POLÍTICAS de PRIVACIDAD

¡I LOVE DOGS!:: All rights reserved 2020 info@nuugi.com :: Privacy Policy