Quantcast

Acompañándote… siempre.

Palabras le sobran para hacerte sentir amado y cuidado; no necesitan escribirte una carta cursi para que puedas apreciar su cariño y lealtad. Independientemente de su raza, sexo o edad, un perro puede brindarte amor y compañía incondicional.

Desde esa primera mirada que cruzaron, supo que tú lo escogiste, desde ese momento y con tus cuidados, decidió ser tu fiel amigo de por vida y hasta un ícono de la cultura y el arte puede sustentar este pensamiento.

Un día como hoy en 1907, Frida Kahlo nació … y a 56 años de su muerte recordamos no solo a una gran artista, sino también a la mujer que a pesar de ser tan admirada y respetada, durante gran parte de su vida se sentía sola. Tener hijos propios, seguramente hubiera cambiado su situación, pero el violento accidente que sufrió en el tranvía esfumó ese sueño para siempre. Una destrozada Frida, tornó su atención a los animales, consiguiendo pájaros, un changuito, un venado y por supuesto, sus perritos- sus Xoloitzcuintles para llenar ese gran vacío que tres abortos le dejaron.

Señor Xólotl, como los llamaba en sus retratos, fueron la consolación de Frida y como tal, una parte importante de su vida. ¿Qué hubiese pasado si ellos no estuviesen ahí para hacerle compañía, brindarle su cariño o para ser el centro de atención a quiénes la controversial artista pudiera cuidar?

Muchas personas pensaran que los Xolitos son anti-estéticos, feos y calvos, que sudan al contacto y los Aztecas hasta pensaban que tenían poderes curativos. La verdad es que estos perritos pertenecen a una raza de carácter noble, dócil y protector. Acertadamente, Frida vio estas características en ellos y como tantos otros, ellos la acompañaron y la hicieron feliz sin importar las circunstancias por las que atravesara su vida.

Pero, será posible que como Frida, tú y yo amamos a nuestros amigos perrunos, ¿Ellos sientan amor por nosotros también?; existe mucha especulación sobre este tema.

Algunos especialistas como el Veterinario Fred Metzger de Pennsylvania State University creen que los perros no aman como lo hacen los humanos, asegurando que el tipo de “cariño” que nos muestran lo hacen por conveniencia. Asegura que los perros entienden que si ellos simpatizan con nosotros, serán recompensados.

Por el otro lado, biólogos como Mark Bekoff, afirman que al igual que los humanos, los perros son seres sociales. Todo ser social necesita sentimientos para entender lo que su semejante está sintiendo, para poder progresar y ayudarse entre ellos, sin importar si es una familia de humanos o una jauría de perros.

No es completamente irracional pensar que los perros son capaces de amar al igual que nosotros, nuestros perritos también producen oxitocina, hormona que nos permite crear vínculos afectuosos y sentir cariño o apego. La oxitocina se dispara por ejemplo cuando le damos un beso a un ser querido y en el caso de tu amigo, cuando lo acaricias.

Entonces, si tienen la necesidad de socializar y las hormonas necesarias para hacerlo… ¿Porqué no? ¡Los perros pueden amar también!

Sin embargo, lo más emotivo es que excluyendo cualquier tipo de estudios por especialistas, exámenes que se le realicen a los perritos para entender su comportamiento, hormonas o lo que sea… el amor y cariño que nos hace sentir un perro es increíblemente real. Dudo mucho que la alegría que siente al verte o el que esté a tu lado sin importar cuántas veces le hayas fallado sea por conveniencia.

Sea lo que sea, el amor, la felicidad o compañía, muy aparte de probarse científicamente… es hermoso de sentir, así como Frida buscó eso en sus Xolitos, ¡tú búscalo en tu compañero canino y hazlo sentir como él te ve a ti… como su héroe!

                             

¡AMO A LOS PERROS!:: Todos los derechos reservados 2020 info@nuugi.com :: POLÍTICAS de PRIVACIDAD

¡I LOVE DOGS!:: All rights reserved 2020 info@nuugi.com :: Privacy Policy