Quantcast

Gestación

La gestación o embarazo en la perra tiene una duración de 58 a 67 días.

La siguiente pregunta lógica es: “¿Cómo saber que nuestra perra está embarazada?” 

Para empezar debemos acudir al veterinario. El primer método de detección del embarazo es la ecografía (ultrasonido) no es invasiva y es muy confiable. Los latidos del corazón fetal pueden detectarse en torno a los 25 días a partir de la primera monta. No es tan confiable para determinar el número de fetos. Existe también un examen de sangre que detecta la relaxina, una hormona que se produce en perras gestantes, se puede realizar a mediados de gestación, en este tiempo también tu veterinario podrá palpar los fetos, las perras que son muy grandes o son obesos pueden ser difíciles de examinar en cualquier momento, sin embargo, una tercera manera de detectar el embarazo es tomando radiografías. Se pueden visualizar esqueletos fetales alrededor de los 45 días de embarazo. Esta prueba NO se puede hacer hasta el final de la gestación, pero es agradable saber cuántos bebés vienen en camino.

Sigamos paso a paso la gestación para poder entender mejor:

Primera semana:

          Madre: la hembra se puede mostrar inquieta, más apegada de lo normal.

          Cachorro: se realiza la fertilización y comienza el desarrollo de la cría.

Segunda semana:

          Madre: disminución en el apetito y en su nivel de actividad.

          Cachorros: los embriones se implantan y comienzan a desarrollarse.

Tercera semana:

          Madre: puede haber periodos de letargo, apego o en su defecto aislamiento. Comienza el desarrollo del tejido mamario.

          Cachorros: los embriones están más fuertes y continúan con su desarrollo.

Cuarta semana:

          Madre: el útero de la perra poco a poco se llenará de líquido para proteger a los fetos. Después de esto, pasarán semanas hasta que los cachorros se puedan sentir de nuevo. El apetito probablemente aumentará.

          Cachorros: Los fetos se pueden sentir en los cuernos uterinos alrededor del día 28, y también puede verse por ecografía. La médula espinal se está desarrollando, y los fetos empiezan a formar rasgos faciales.

Quinta semana:

          Madre: el vientre de su perra va a empezar a verse notablemente hinchado porque los cachorros ocupan más espacio, es hora de empezar a servir comidas pequeñas con mayor frecuencia.

          Cachorros: Los fetos desarrollan sus órganos sexuales y empiezan a parecerse a cachorros reales. Los brotes se alargan y forman las piernas y comienza el desarrollo de los dedos del pie.

Sexta semana:

          Madre: la madre estará notablemente más incómoda. Podría presentar vómitos debido a la presión adicional en su estómago y podría también observarse una descarga de líquido claro proveniente de su vulva. 

          Cachorros: Los cachorros siguen creciendo y la pigmentación se desarrolla. Los ojos ahora tienen tapas y permanecerán sellados hasta unos diez días después del nacimiento.

Séptima semana:

          Madre: Es posible que pueda ver / sentir los movimientos de los cachorros en el abdomen de su perra. Las mamas están bien desarrolladas y, probablemente arrojen un poco de calostro o “primera leche”. Estará notablemente cansada y puede comenzar a buscar un lugar para parir. 

          Cachorros: Los cachorros están bien desarrollados, y ahora comienzan a aumentar de tamaño en preparación para el parto.

Octava semana:

          Madre: La perra puede comenzar a excavar o tomar cosas para hacer un “Nido”. Esto es natural, debemos permitir que se alimente libremente.

          Cachorro: Las crías tienen un pelaje y ahora están amontonados en el útero, podremos notar una gran actividad a en el abdomen a medida que los cachorros toman posición para el próximo nacimiento.

Finales de la Octava y Novena semana:

          Madre: se pondrá incómoda e inquieta o ansiosa, el trabajo de parto probablemente inicie en un plazo de 24 horas.

          Cachorros: Los cachorros están listos para el parto.

Recomendaciones:

          Mantengamos comunicación total con nuestro veterinario, consultemos todas nuestras dudas e informemos cualquier comportamiento inusual que notemos.

          NO dar suplementos de Calcio o vitamínicos, lo recomendable es dar alimento de cachorro de buena calidad a partir de la tercera semana de embarazo.

Parto:

          Se divide en tres etapas:

o   Primera etapa: probablemente pasará desapercibida, se produce cuando el cuello del útero se está dilatando y hay algunas contracciones uterinas. La perra puede mostrar algo de escalofríos, inquietud, jadeo, vómitos y falta de apetito, y aislamiento. Si se dan cuenta de esta etapa (que dura de seis a 12 horas), debemos animar a la perra para ir al área designada para el parto.

o   Segunda y tercera etapa: expulsión del feto y la placenta. Obviamente se alternan con cada cachorro.

          Recomendaciones:

o   Si pasa más de una hora improductiva entre cada cachorro, es aconsejable llamar al veterinario.

o   La mayoría de los cachorros nacen con el saco amniótico intacto. Si la madre no lame al cachorro dentro de los dos primeros minutos, es momento de intervenir. Esta membrana debe ser rota para que el cachorro puede respirar. Utiliza un aspirador nasal de niño para limpiar el líquido de la boca y con un paño limpio y seco frotémoslo suavemente cerca del ombligo para estimular la respiración.

o   La madre se come los sacos y la placenta, esto es completamente normal.

o   Debemos asegurarnos que todos los cachorros mamen calostro.

o   Llamémosle al veterinario que nos realice una visita para asegurarnos que todos están bien.

 

¡Piensa antes de cruzar tu perro o perra, recuerda que estos peluditos necesitarán de un buen y hogar y es difícil conseguirlo, seamos conscientes!

www.nuugi.com


¡AMO A LOS PERROS!:: Todos los derechos reservados 2020 info@nuugi.com :: POLÍTICAS de PRIVACIDAD

¡I LOVE DOGS!:: All rights reserved 2020 info@nuugi.com :: Privacy Policy