Quantcast

¿Mascotas o Animales de Compañía?

El día de hoy les compartimos el resumen de un estudio realizado por la PROFECO en el 2006 sobre las mascotas o animales de compañia, si quieres ver el estudio completo pueden buscarlo aqui.

Animales de compañía 

En la mayoría de los lugares del mundo, el perro es la mascota por excelencia, con siglos de tradición y cría selectiva, sin embargo, en los últimos años la percepción que de ellos tienen los humanos también ha cambiado con el tiempo.

Hasta hace unos años a los animales domésticos se le llamaba mascotas (del francés mascotte=talismán). Sin embargo, las sociedades protectoras de animales están cambiando este término por el de animal de compañía para dejar atrás el sentido de pertenencia y asociar al humano el papel de cuidador.

La adquisición de un animal de compañía debe ser una decisión razonada entre todos los miembros de la familia, y no por el deseo o la solicitud de alguno de los miembros, que por lo general es uno de los hijos menores.

Los animales de compañía son seres vivos y no juguetes, por lo que requieren de atención y cuidados a largo plazo. Entre los factores determinantes para adquirir un animal de compañía están el carácter y el tiempo disponible de los miembros de la familia.

El mejor amigo del hombre

Los especialistas mencionan que la edad idónea para adquirir un perro es entre los dos o tres meses, ya que el destete tiene lugar a las seis semanas, pero el cachorro todavía necesita a la madre durante un tiempo.

No todas las mascotas se ajustan a los diferentes estilos de vida, porque algunos pueden necesitar ladrar fuerte y otros se llevan bien con los niños. Por ejemplo, una persona que hace ejercicio requiere un perro deportista, pero una persona de la tercera edad necesita una mascota más sedentaria.

Un perro mestizo proviene de padres indistinguibles y lleva en sus genes las características de muchas razas, a diferencia de uno de raza pura, y aunque muchos mestizos son excelentes perros vigilantes y compañeros, incluso cazadores, no son especialistas en ningún campo, debido a la mezcla de sus ancestros.

Para los amantes de los animales la adopción es otra posibilidad, ya que se trata de perros muy curtidos y cuando llegan a una casa donde les dan cariño son muy agradecidos.

Las visitas regulares al veterinario (y los gastos derivados), la atención diaria, el cuidado y las preocupaciones que ocasionan pasan a formar parte de la vida familiar.

Actualmente se ha creado una conciencia en los consumidores y, al menos en las ciudades grandes que cuando el perro requiere una cirugía, la gente paga por que el animal recupere la salud.

El perro es un ser vivo con sentimientos, requiere de cuidados especiales y del cariño de su dueño para poder tener una vida feliz. Ellos son animales y a su dueño lo ven como si fuera parte de la manada, por eso cuando se quedan afuera están aullando o ladrando tratando de llamar para que lo acepten en la casa.

Los perros presentan mayormente problemas de la piel y gastrointestinales, así como tumores en los órganos de la cavidad abdominal y huesos, incluso conductas aberrantes que requieren la atención de un etólogo.

Por eso al momento de adquirir una mascota es necesario que un médico veterinario haga una revisión física; sin embargo, hay ciertos aspectos que puede observar a simple vista como:

 Comprobar que se deja manipular sin mostrarse asustado ni agresivo

 Que no haya señales de secreción ocular o nasal

 Que no tenga manchas en el interior de las oreja

 En el caso de los cachorros que los dientes sean blancos y agudos y que el aliento no le huela mal

 Que la piel sea muy elástica, limpia y sin zonas enrojecidas.

Qué dice la ley

Desde el 7 de enero de 1981 está prohibida la venta de animales en la vía pública en el Distrito Federal. De acuerdo con la Ley de Protección a los Animales del Distrito Federal del 26 de febrero del 2002 en su artículo 25 estipula que queda prohibido por cualquier motivo, tanto la venta de animales vivos a menores de doce años de edad, si no están acompañados por una persona mayor de edad, quien se responsabilice ante el vendedor, por el menor, de la adecuada subsistencia y trato digno y respetuoso para el animal; como la venta de animales en la vía pública.

Y en su artículo 27 estipula que previa venta de cualquier mascota, ésta deberá estar desparasitada y se expedirá un certificado veterinario de salud haciendo constar que se encuentra libre de enfermedad aparente, incluyendo calendarios de desparasitación y vacunaciones correspondientes.

Saludos

Nuugi Team

¡AMO A LOS PERROS!:: Todos los derechos reservados 2020 info@nuugi.com :: POLÍTICAS de PRIVACIDAD

¡I LOVE DOGS!:: All rights reserved 2020 info@nuugi.com :: Privacy Policy